domingo, 8 de diciembre de 2013

Gracias

Puede que parezca algo paradójico, pero a todas las personas que me fallaron y me la jugaron, les doy las gracias. 
Por todo lo vivido, todas las injusticias, todas las palabras cargadas de malicia, hoy soy más fuerte.
El odio que siento hacia muchas personas que me la jugaron, se transforma lentamente en lástima. Siento que no sepan lo que es vivir realmente. Fingir sonrisas, fingir cariño, fingir amor... Creen vivir en una felicidad inalterable pero no hacen más que hundirse mientras aún intentan, a duras penas, reírse del más débil. Se camuflan tras una máscara que les permite aumentar su círculo de... ¿amigos? mientras se apartan más y más de lo que realmente son: ellos mismos.
Lo más increíble de todo esto es, cuando sientes que pierdes a personas que formaron parte de ti, aparecen otras que se convierten en tu otra mitad. O simplemente, que entre ese pequeño mar de gente que se extendía a tu alrededor, solo resistan los que siempre confiaron en ti, los que prometieron no fallarte.
Son todas estas experiencias, tanto buenas como malas, las que me han hecho más fuerte, capaz de resistir.



Lorena Cazorla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada