viernes, 28 de febrero de 2014

París

Siempre había oído maravillosas historias que tenían lugar en París, descrita en incontables ocasiones como una ciudad increíble, llena de artistas, de amor...
Pero no fue hasta la semana pasada cuando descubrí que todo esto era cierto.
El encanto que rezuman sus calles y la historia que esconde cada ladrillo de esta ciudad, transmiten nostalgia de tiempos no vividos. Ahora es cuando siento desde dentro las fabulosas historias basadas aquí.
Descubrimos los monumentos más emblemáticos, pues el escaso tiempo que permaneceríamos en París no daba para mucho más.
Desde que partimos desde Málaga, no pude dejar de observar las increíbles vistas que me brindaba este mundo.
El mar de nubes que se extendía bajo el avión...


Y después de arrastrar la maleta unas cuantas horas y atravesar el laberinto del metro, llegamos al hotel, donde por fin descansamos y nos preparamos para el gran día que nos aguarda.
Nunca olvidaré el momento en el que me giré y justo ante mi, tenía ese gran monumento que todos conocen... ¡La Torre Eiffel! Más grande de lo que podría haber imaginado. Espectacular.


Pero sin duda, lo mejor fue cuando, después de casi 2 horas de cola, pudimos subir a lo más alto. Contemplar la gran ciudad de París a nuestros pies...


El gran paseo por el Sena, acompañada por turistas de varias nacionalidades y observando los incontables puentes y grandes obras.

Y así transcurrieron los 4 días. Observando las maravillas que forman París, sintiéndome cada día parte de ella.



 Y es que no hay algo más maravilloso que estudiar obras y monumentos y más tarde, tenerlos ante mis ojos.



Y qué decir, de poder estar en el escenario de una de mis películas favoritas. Sentir los momentos que se rodaron y que llegaron a mi a través de una pantalla. Querida Amélie...

Y poco más que decir de este gran viaje que nunca olvidaré. Cuesta expresar con unas cuantas palabras las emociones que me transmitieron esta ciudad. Y es verdad lo que dicen, que es una ciudad que enamora. Algún día, volveré a perderme por las calles de París y reviviré las experiencias que en 4 días viví.

Lorena Cazorla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada