lunes, 17 de octubre de 2016

Una GUERRERA

Resulta que a veces tenemos al lado a una persona que está luchando por cada instante de su vida y no somos conscientes. Que siempre nos quedamos con esa sonrisa que forma su primer plano y que hace que cubra todo el dolor que lleva por dentro, que te tranquiliza con un "estoy bien" y con 20 besos. Que se preocupa por ti y que desvía la atención de sus problemas para oírte y dejar que le cuentes todo lo bueno que te está pasando, todas las cosas que estás logrando y todas las historias que te han ido ocurriendo desde esa ultima vez que la viste.
Han pasado 20 días, y en todos y cada uno de ellos te he tenido en mi pensamiento. Siempre te he visto tan fuerte que me parecía mentira que algo así te hubiera llegado a ocurrir a ti. Tú que parecía que estabas hecha de hierro, que no dejaste pasar a esa maldita enfermedad que apareció en tu cuerpo.
Pero parece ser que nuestro destino está escrito en alguna parte de este mundo y que, a veces, por mucho que luches y nunca te rindas, la injusticia te gana la batalla.
Pero no has tirado la toalla en ningún momento de tu vida y eso me hace estar tremendamente orgullosa de la guerrera que fuiste, eres y siempre serás: mi tía y madrina.
Insistir, persistir, resistir y nunca desistir. Ese parece haber sido tu lema, porque no dejaste paso al miedo y siempre peleaste con coraje.
Algún día nos volveremos a encontrar todos en algún lugar para volver a celebrar esos días de Navidad de la familia Cazorla.



Te quiere mucho, tu sobrina y ahijada Lorena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada